CHRISTIAN DIOR

Información general

Título

CHRISTIAN DIOR

Código

MOD0001

Descripción

CHRISTIAN DIOR fue un influyente diseñador de moda, fundador de la firma de moda que lleva su nombre, DIOR, una de las marcas de artículos de lujo más representativo de los últimos sesenta años.

Información Biográfica

Nacimiento

21 de enero de 1905, Granville (Normandía), Francia.

Fallecimiento

24 de octubre de 1957 (62 años) Montecatini Termo Italia.

Nacionalidad

Francesa

Residencia

París, Francia

Trabajos

Christian Dior 1946-1957.

Christian Dior Couture 1946-1957.

Creaciones destacadas

New Look

Biografía

CHRISTIAN DIOR nació en Granville, una ciudad al lado del mar de la costa de Normandía de Francia. Fue el segundo de los cinco hijos del acaudalado fabricante de productos químicos Maurice Dior y de su mujer, de soltera llamada Isabelle Cardomone. En 1910 la familia se trasladó a París, donde habitó un piso muy lujoso, volviendo cada año a Normandía para las vacaciones de verano. Christian sentía una verdadera admiración por su madre, como mujer muy elegante.

Christian deseaba ser arquitecto, pues deseaba estar involucrado en el arte, pero su familia había previsto para él la carrera diplomática, y Christian trató de respetar estos deseos, aunque finalmente se aficionó al arte, y con ayuda financiera de su padre, en 1928 montó una pequeña galería de pintura. La crisis de 1920 arruinó a su padre, y tres años después de su fundación, tras la muerte de su madre y de su hermano, se vio obligado a cerrar la galería. A partir de entonces tuvo que ganarse la vida haciendo dibujos de vestidos y de sombreros, que tuvieron una gran aceptación. En 1938 se colocó como estilista en la casa de alta costura del diseñador ROBERT PIGUET, donde aprendió el arte de la sencillez y de la supresión que luego le haría famoso. Dior dejó Piguet cuando fue llamado a realizar el servicio militar. En 1942, cuando Dior dejó el ejercito, se unió a la casa de modas de LUCIEN LELONG, donde él y PIERRE BALMAIN, eran los primeros diseñadores. Durante la segunda guerra mundial, Dior, como empleado de Lelong, al igual que otras casas de moda que permanecieron abiertas, diseñó vestidos para las esposas de los oficiales nazis, así como de colaboradores franceses.

En 1946, respaldado por el magnate textil Marcel Boussac, estableció una casa de costuras en París. En 1947 presentó por primera vez una colección de vestidos que le hizo famoso de un día para otro. La llamada «LINEA COROLLA», y conocida en el mundo entero como «NEW LOOK» (Nueva Imagen). Tal fue el impacto causada por ella que, a partir de ese momento, DIOR fue considerado como la quinta esencia de la moda y la elegancia femenina, gracias a crear una imagen de mujer muy femenina y muy coqueta; con faldas de mucho vuelo, cinturones muy ceñidos, y hombros redondeados, que contrastaban con los oscuros años de postguerra que se vivieron en Francia. El mundo de la alta costura estaba pendiente de sus dictados y la alta sociedad se hacía vestir por Dior; reinas, actrices, millonarias,… todas esperaban pacientemente la presentación de sus modelos, sentadas en la célebre escalera de su casa de modas en el nº 30 de la avenida Montaigne.

Dior utilizaba grandes cantidades de tela para sus vaporosos vestidos, amplias mangas, estrechos corpiños, sujetador incorporado,… todo ello les daba un aire de ligereza, pero en realidad pesaban muchos kilos, algunos de sus trajes hasta 30. Aunque el “fascinó" a muchas mujeres, también es cierto que otros criticaron el extravagante uso de los materiales y la artificialidad que los caracterizaba. CRISTOBAL BALENCIAGA hizo una valoración muy negativa del modisto; decía que tenía una forma horrible de trabajar los vestidos, en lugar de dejarlos hablar por sí mismos. Y COCO CHANEL decía ¿Dior?, no viste a las mujeres ¡las acolcha!. El «New Look» tiene realmente poco de nuevo ¿qué novedad hay en ataviar a la mujer como objeto sexual?, ¿cómo puede ser nuevo el necesitar a una criada para meterse en un vestido de treinta kilos que casi no permite moverse?. A pesar de todo Dior ha sido el más famoso diseñador y modisto que ha existido nunca.

Con el negro, azul y blanco como colores favoritos y considerando hasta el más mínimo detalle de sus creaciones, que adornaba siempre con broches y collares de perlas, Dior impuso un sello de elegancia cuyo legado aún pervive. El contraste que Dior introdujo con sus lujosos diseños causó sensación. Sus trajes se amoldaban a la figura femenina, exagerándola: Faldas a media pierna acampanadas y voluminosas, de muchísimo vuelo, con forros de tul que llegaban a necesitar más de veinte metros de tela, surgían de ceñidos y rígidos cuerpos que resaltaban el busto y minimizaban la cintura. Estos modelos se complementaban con sombreros ladeados, gargantillas y zapatos con tacón de aguja.

Dior llegó a afirmar en una entrevista en 1953, después de la pregunta ¿Cuál es la reina que más le gustó vestir?, que «la única reina que vestí, fue a Eva Perón». De hecho llegó a tener tal afinidad con el glamur de la ex-primera dama argentina, que poseía un maniquí con las medidas de Eva en su taller.

Dior murió de vacaciones en Montecatini de Italia, el 23 de octubre de 1957. Dicen que falleció de un ataque al corazón, por causas de las que hoy no se conocen las circunstancias exactas. A su muerte, con salones en 24 países, continuaron su firma, siendo sustituido por el jovencísimo YVES SAINT LAURENT hasta 1989, año en que GIANFRANCO FERRE fue nombrado director creativo. El italiano trabajó en Dior hasta 1996, siendo sustituido por el británico JOHN GALLIANO del grupo Arnault. El nombre de Dior se encuentra también en cosméticos, joyería o artículos domésticos.